Conseguimos la absolución de nuestro cliente en un caso de hurto en el que había sido condenado en primera instancia

El cliente fue condenado en primera instancia por hurto. En la rueda de reconocimiento practicada en el juzgado de instrucción, presentamos a los tres hermanos del cliente. El testigo del caso reconoció a uno de ellos, pero, al ponerlo de manifiesto en el juicio oral, la Jueza entendió que no era así. En apelación se nos dio la razón, demostramos que la prueba practicada por la que se le condenó ni era suficiente ni tenía la fuerza necesaria, por lo que logramos su absolución.

 

Ver la sentencia.

2020-11-25T10:19:41+00:00noviembre 25th, 2020|