La acusación se basaba en que nuestro cliente acudió a altas horas de la madrugada a golpear la puerta de su expareja. A pesar de que acudieron los agentes que practicaron la detención a declarar como testigos, no pudo considerarse prueba suficiente al no comparecer la perjudicada.

Ver sentencia

2020-06-08T07:44:10+00:00febrero 6th, 2020|