A nuestro cliente le pedían 8 años de prisión por varios delitos en el ámbito de la violencia doméstica, por los que estaba en situación de prisión provisional. Conseguimos probar su inocencia y acaba absuelto de todos los cargos.

Ver sentencia